Terça, 13 Março, 2018 - 17:49

La Comisión Europea pide ayuda a los cazadores para frenar la peste porcina africana

El órgano ejecutivo muestra su preocupación ante la expansión de la peste porcina africana (PPA), una patología que de llegar a España supondría un duro golpe tanto para la caza como para la economía del sector porcino español. La caza es una de las pocas herramientas útiles para detenerla.

‘El papel de la fauna en la gestión de salud animal’ centró el taller multinacional TAIEX celebrado en Sofía (Bulgaria) los pasados 8 y 9 de marzo, organizados por la Presidencia búlgara del Consejo de la Unión Europea (UE) con la asistencia de la Dirección General de Salud y Seguridad Alimentaria de la Comisión Europea.

El objetivo de este encuentro fue ofrecer una visión del papel de la vida silvestre en la gestión de la sanidad animal en la UE y países vecinos, mejorando la cooperación para frenar las amenazas de introducción y propagación de enfermedades que afectan a la fauna y a los animales domésticos (peste porcina clásica y africana, gripe aviar, rabia, fiebre aftosa y otras).

La Comisión Europea (CE) mostró su profunda preocupación por el avance de la peste porcina africana, que continúa su expansión gracias al aumento de la población de jabalíes que trasladan la infección por toda Europa. Una patología que, de llegar a España, originaría una hecatombe en la economía del sector porcino español, tanto por la mortandad que produciría como por el desplome del comercio y la exportación de productos cárnicos.

En este taller los técnicos de la CE han concluido que la única manera de controlar ésta y otras enfermedades de la fauna silvestre es la caza. En concreto, para la PPA es necesario abatir jabalíes para disminuir su sobrepoblación, y la CE ha pedido que también se dé la voz de alarma entre los cazadores para que estén atentos ante la aparición de ejemplares muertos en el campo.

Igualmente, se ha hecho patente en la reunión que las Administraciones europeas no tienen capacidad por sí mismas para controlar el exceso de población de especies silvestres que hay en la actualidad, por lo que se hace necesario recurrir a los cazadores para frenar el avance, entre otras patologías, de la PPA, que ya ha llegado a la República Checa y Ucrania, donde se están tomado medidas para reducir la densidad y movimientos de jabalí, como vallados, contratación de cazadores profesionales, alimentación artificial para que no migren o recompensas por la entrega de jabalíes encontrados muertos.

En el caso de España, la Unión Europea ha recomendado que se disminuya la población de jabalíes mediante la caza para recuperar una carga poblacional adecuada y atajar así ésta y otras enfermedades, como la tuberculosis. Además, ha pedido a los cazadores que vayan a países europeos con brotes de PPA que extremen las medidas de bioseguridad para impedir traer este virus a España a través del equipo, ropa, calzado, productos cárnicos y trofeos.

“Es hora de poner los pies en la tierra –ha afirmado Ángel López Maraver–, olvidarse de modas animalistas y reconocer que la caza es la única solución para impedir que la peste porcina africana arruine al sector porcino español”.

Alemania, para evitar que llegue la enfermedad ya permite la caza de jabalíes todo el año, y varios países de la UE, entre ellos España, estudian adoptar la misma medida. “Los cazadores somos los primeros que queremos a nuestra fauna silvestre sana y en equilibrio con el medio, y colaboraremos en todo lo que esté a nuestro alcance”, ha insistido el presidente de la RFEC, al tiempo que ha exigido que la administración defienda “activa y públicamente” el papel de la caza en la vigilancia, control de las enfermedades y conservación de la fauna, “y que no sólo se acuerde de los cazadores cuando tenga que resolver un problema”.

En este foro tomaron parte el Ministerio de Agricultura español (representado por José María Solano, vocal de la Dirección General de Desarrollo Rural y Política Forestal; Germán Cáceres, jefe de Servicio de Red de Alerta Sanitaria Veterinaria y José Luis Sáez, jefe de Área de Programas Sanitarios y Zoonosis) y la Real Federación Española de Caza (RFEC) con su presidente, Ángel López Maraver, junto a los servicios veterinarios y organizaciones de caza de los estados miembros de la UE, así como de Bielorrusia, Bosnia y Herzegovina, Macedonia, Kosovo (no reconocido por España), Georgia, Moldavia, Montenegro, Serbia, Turquía y Ucrania.

Acesso Restrito

Necessita registar-se para visualizar os anexos